Entraron los limones y como !!!

Informacion

Llega el mes de noviembre y los fanáticos de esta especie empezamos a ponernos un poco ansiosos y fastidiosos. Día por medio, línea directa a Mar del Plata, le quemamos el teléfono a quien tiene la mayor experiencia de pescar peces limones en la Argentina, Mariano De La Rúa responsable de la agencia Aquafish.

Power Fishing Store | En muchas de las pasadas mas de un pescador obtuvo simultáneamente un pez limon a deep jigging

Así legamos a mediados de diciembre donde nuestra voz experta dio el anuncio: “entraron los limones y cómo…” En jornadas de pesca de pocas horas estaban capturando 20, 30 hasta llegar en un solo día a los 100 limones, todo un récord para Mar del Plata y que yo recuerde jamás en un inicio de temporada se capturaron tantos como en esta lo que augura que será una temporada histórica para capturar peces limones.

Tras semejante noticia urgente programamos una salida para el 5 de enero pasado. Llegamos a Mar del Plata con un pronóstico excelente pero un poco desalentado por la gran tormenta que se desató a fin de año en la ciudad. El mar se había roto como muy pocas veces y eso no es nada bueno para la pesca, ya que al “batirse tanto” los peces se dispersan de los bancos de piedra y el agua se enturbia muchísimo.

 

Power Fishing Store | Tomi Arduino, mostrando un excelente ejemplar de pez limón capturado en la modalidad deep jigging.Conociendo a los limones

Los limones tienen un patrón de comportamiento bastante oscilante, si bien se mueven en grandes cardúmenes, y es posible detectarlos gracias a los avances tecnológicos de las actuales ecosondas, así y todo podemos estar “sobre sus cabezas” y muchas veces ignoran por completo nuestros artificiales y esto en mayor medida se debe a que no se alimentan con una frecuencia determinada. Es frecuente tener un día donde uno le tira “cualquier cosa” y ellos lo atacan con voracidad y al otro, con idénticas condiciones climáticas, horario y lugar, marca en la ecosonda, y nada. Esta característica hace aún más atractiva su pesca.

Tampoco se alimenta siempre en la misma profundidad, dentro de una misma jornada, a veces lo hacen en superficie, o a media agua y otras tantas, cuando más difícil es capturarlos, al ras del fondo. Por lo cual la lectura acertada del ámbito en manos de un guía experimentado eleva notoriamente las probabilidades de éxito.

El limón es una especie migratoria que llega a nuestras aguas desde fin de noviembre o principios de diciembre y permanece hasta mayo, desde el sur de Brasil, ya que en éste período en nuestras costas permanece la corriente cálida de Brasil. Como podremos observar realiza un largo y desgastador viaje y como no se alimenta en todo su trayecto toca nuestras aguas sumamente hambriento, es por eso que la mejor época para pescarlos es durante sus períodos migratorios, después su frecuencia alimenticia es irregular.

 

Osvaldo y Tomi, staff de Power Fishing Stor luciendo 8 kilos de limoes a deep jigging.Primeros intentos

A las 8hs ya estábamos en zona de pesca. La “meca” marplatense de limones se encuentra en un banco rocoso pequeño llamado Pescadores (1.5 millas de largo por 1 milla de ancho aproximadamente) y distante de la boca del Puerto de Mar del Plata a unas 5 millas y media con rumbo 175º a 178º. Y el Banco de Afuera (de 3 millas de largo por 1.3 millas de ancho aproximadamente) ubicado a unas 9 millas y media desde el puerto con rumbo 152º a 158º.

Nos demandó casi 5 horas recorrer minuciosamente a trolling ambos bancos y en ningún momento encontramos indicios de estos verdaderos fantasmas. Ni siquiera la ecosonda registraba chofas de forrajeros o cardúmenes de comida. Indudablemente la tormenta había hecho estragos en las piedras… Para palear el desánimo fuimos un poco a pescar altura con carnada.

 

Condiciones para el Deep jigging

La modalidad del jigging no solo es cuestión de llegar a la zona de pesca y comenzar a actuar con los “fierritos” sino qué, se tienen que dar ciertas condiciones. Generalmente primero se comienza la búsqueda a trolling, barriendo distintas profundidades y si la marca en la ecosonda es significativa y concordante con las especies, inmediatamente se comienza a actuar con los equipos de deep jigging.

Power Fishing Stor pescando peces limones en Mar del Plata juanto a Aquafish

Cuando hago mención a las condiciones me refiero a que para pescar peces limón realizando deep jigging se tienen que conjugar unas serie de factores para que se transforme en exitosa la pesca. Y Según mi experiencia, a lo largo de las últimas temporadas pescándolos, éstas son: al pez lo tenemos que encontrar acardumado. No sólo es cuestión de ir a los bancos de piedras dónde generalmente se mueven. Al llegar y bajar los jigs, debemos tenerlos debajo de la quilla de la embarcación; y después, que estén dispuestos a comer. Finalmente, tomarle la mano al tema del accionar los jigs y sincronizar los movimientos de nuestro equipo. Por otro lado puede suceder que si el pescado está disperso y no los atacan entonces no queda otra que realizar trolling para intentar irritarlos o llevarlos a superficie. Es muy común estar trayendo uno enganchado a trolling y cuando lo tenemos cerca otro pescador lanza con jigs detrás de esta captura y consigue clavar otro producto que se mueven en masa y son sumamente irritables.

Otro magnífico limón. En esta oportunidad los 7 pescadores a bordo, simultáneamente, tenían un limón prendido en el jig.

 

Tiempo de revancha

Alrededor de las cuatro de la tarde Mariano decidió ir por la revancha y volver a los bancos de la mañana a ver si aunque sea podíamos dar con alguno. Comenzamos arrojando tres cañas de trolling a distintas distancias conectándoles los infalibles X-RMAG de Rapala, señuelos netamente de trolling. En la primera pasada se prendió el primero, rápidamente preparamos para repetir esa pasada y el segundo que lamentablemente se desprendió muy cerca de la embarcación… Nuevamente repetimos el ritual y en seguida el tercero que al acercarlo a la embarcación era seguido por otro, la ecosonda comenzó a sonar y a realizar marcas sigificativas, sin perder tiempo los 7 que estábamos en el barco tomamos las cañas de jigging y estaban como la “papa” era clavar uno a tras el orto.

 

Power Fishing Stor pescando yellow tail o peces limones en Mar del Plata.

 

Utilizamos cañas Shimano Trevala de 6.6 pies 30-65 libras con reel Shimano Saragosa 8000 y Colony Aventura GT de 6.6 pies 20-50 libras con reel Daiwa BG60 cargados con multifilamento Power Pro y Sufix Herculine ambos de 80 libras. Como bajo línea utilizamos fluorocarbon Sufix de 100 libras para evitar cortes con el roce de la piedra y además agregar invisibilidad en la conexión al señuelo. En cuanto a los jigs usamos de la marca Willamson Abbys de 150 gramos, Benthos de 150 y 200 gramos y de la marca Blue Fox Herring de 150 y 200 gramos. Colores variados y era casi indistinto ya que estaban tan hambrientos que todos pescaban por igual.

Un punto importante para evitar perder los limones o que se nos desprendan de los jigs, ya que  pescar esta especie es sinónimo de violentas, largas y veloces corridas. Por consiguiente a la hora de enfrentarlos lo principal es controlar nuestra ansiedad y no apresurarnos. Si el limón pide línea, hay que entregársela. En sentido inverso cuando nos da un respiro, serenamente recuperarla.
Es sumamente riesgoso durante la “batalla” efectuar cañazos suponiendo que la clavada del anzuelo será mucho más incisiva, como así también perder la tensión de la línea, estos son los pilares fundamentales que nos asegurarán una gran probabilidad de izarlo, tanto para el trolling, el spinning o el deep jigging. Si bien el pez limón posee una boca retráctil con un labio superior y uno inferior, ambos de gran dureza, entre éstos tiene una comisura que es muy blanda, cuando toma el anzuelo y comienza con sus veloces corridas esta comisura se va desgarrando por la tensión.

Tomi Arduino posando con una de las tantas capturas de pez limón o yelowtail a deep jigging

 

La faena continuaba y en muchas de las pasadas todo el grupo estaba con un limón clavado, arriba del barco todo era un delirio. Como siempre llevo un equipo más liviano por si aparecen en superficie para tirarle con poppers o señuelos de media agua y los tamaños no eran grandes, promediaban de los 3 a 6 kilos, decidí utilizarlo la caña caña St. Croix Mojo Inshore de 7 pies 10-20 libras y como reel un Shimano Sahara 4000 cargado con multifilamento Power Pro de 50 libras cada uno que clavaba era una emoción inigualable.

Fueron 2 horas de pura emoción, una espesa tormenta nos hizo decir basta, terminamos con 27 y la satisfacción de haber hecho una pesca de aquellas.

Organizate y armá un grupo de 7 pescadores, que de mantenerse así esta va a ser la mejor temporada que yo recuerde. A los fanáticos de la pesca con señuelos no pueden no darse la oportunidad de tener pelear con un limón, les aseguro que difícilmente en la Argentina haya un pez tan luchador y rápido como éste. Eso si tienen hay que tener claro que es jugarse y apostar a “todo o nada”.

Tomi y Osvaldo, staff de Power Fishing Store, juanto a Mariano De La Rúa, encargado de Aquafish pesca con dos limones.

 

Si querés realizar cualquier consulta o reservar una salida para los limones contactate con Aquafish telefónicamente al 0223-154001335 o por correo electrónico a info@aquafish.com.ar.

 

“Agrios” saludos y hasta la próxima “limonada”

 Por: Tomi Arduino