Los patrones del bosque inundado

Informacion

Durante mucho tiempo estuve atosigando a mi Amigo Osvaldo Garea con la idea de hacer un viaje e ir en busca de los famosos “bocudos” a Brasil. Anacrónicamente, les confieso que nunca tuve la firme intención de llevarlo a cabo.

Pero un día le envié una foto de un tucunaré que tenía en mi acuario diciéndole algo así como que ya que no se animaba a ir a pescarlos, me había comprado uno para que pudiéramos pescarlo en mi casa.

Excelente Tucunaré en una bahía de aguas negras. Esto es Power Fishing !!

Acto seguido, sueña el teléfono y Osvaldo me dice: ¡VAMOS EN NOVIEMBRE!… creo que ese fue el verdadero detonante de esta experiencia extraordinaria.

Desde ese momento ocurrió lo de siempre, lo que comienza como una broma continúa  con los señuelos volando sobre el agua.

Aprovechando la posibilidad de conseguir los aéreos en cuotas fijas en pesos, más los contactos de las redes sociales y las recomendaciones de mis amigos de Power Fishing Olivos, terminamos arriba de un Boeing rumbo al corazón de Brasil, comenzando por San Pablo, de ahí escala en Brasilia y finalmente el Aeropuerto de Palmas en el Estado de Tocantins, que lleva el nombre de la tribu indígena Tupí que antiguamente habitaba en las márgenes del río homónimo que significa “pico de tucán”. Este estado brasileño es otro lugar donde la soja va avanzando sobre la selva, transformando la topografía del lugar en un gigantesco tablero cuadriculado.

 Las lanchas tipo Nitro son ideales para recorrer rápidamente estos espejos y obviamente pescar muy cómodos.

Al arribar al aeropuerto nos encontramos con varios portadores de los típicos “cañones” porta cañas. Algunos volvían de pescas increíbles procedentes de Manaus y otros, como nosotros, recién llegaban a la gran aventura. Me llamó gratamente la atención que lugareños se nos acercaran a darnos la bienvenida, preguntándonos de qué lugar veníamos y deseándonos una excelente pesca y estadía.

En el hall nos estaba esperando un guía con el transfer para transportarnos hasta el Rancho do Kojak, distante 340kms al sur de Palmas. Un largo viaje cuyo cansancio era mitigado por las ganas infinitas de pescar.

Al llegar, con un calor agobiante, fuimos recibidos por Kojak y su familia con una típica cena brasileña, para luego alojarnos en la habitación, preparar todos los equipos, la ropa para protegernos del sol abrasador y tratar de dormir… cosa que les aseguro fue imposible.

Las ramas de las copas de millones de árboles muertos que asoman por todas partes

A las 6 de la mañana nos encontramos desayunando con todo listo para embarcarnos y comenzar a develar el misterio. A las 7 en punto estábamos navegando en dirección norte en un majestuoso río de aguas verdes con una transparencia increíble en medio de gigantescos bosques inundados.

Las ramas de las copas de millones de árboles muertos que asoman por todas partes

Las ramas de las copas de millones de árboles muertos que asoman por todas partes y la temperatura promedio del agua de 26ºC a 28ºC hacen del Río Tocantins el ámbito ideal para el tucunaré.

Papagayos azules. En cada tronco de palmera muerto por la inundación hay un nido con dos pichonesEste tramo del río de unos 100kms de extensión que serpentea entre orillas con una frondosa vegetación, tiene las características de un gran lago que está encerrado por la Represa de San Salvador al norte y la Represa Pez Angelical al sur.

La construcción de la primera de ellas data de unos 8 años de antigüedad, razón por la cual el ámbito de pesca es relativamente nuevo y se encuentra en desarrollo y adecuación a los regímenes cambiantes del caudal de agua. Las personas del lugar comentan que fue necesaria la construcción de una fábrica de hielo en el obrador, que producía 10 toneladas por hora con el objeto de mezclarlo con el hormigón, dado que las altas temperaturas provocaban un secado extremadamente rápido y consecuentemente la rajadura de las estructuras. No obstante, la mano del hombre que todo lo modifica la naturaleza siempre se las ingenia para seguir adelante.

El cielo y las copas de los árboles más altos de la selva es territorio de los papagayos amarillos y de los papagayos azules. En cada tronco de palmera muerto por la inundación hay un nido con dos pichones.

Las bahías con aguas calmas son propiedad de los yacarés. En las correderas de las piedras aguas abajo de las represas mandan las agresivas y gigantescas cachorras (intentamos dar con ellas pero nuestros equipos no soportaron sus feroces embates, eran monstruos que superaban holgadamente los 10kgrs…). En los grandes cursos de agua son los botos (en portugués) o delfines rosados de agua dulce los que predominan.

Eso sí, bajo la superficie del agua es el Tucunaré el amo y señor.

Las costas tienen infinidad de bahías en las cuales se debe navegar con muchísimo cuidado y conocimiento ya que afloran troncos por todas partes. Sobre el final de estas entradas de agua y en menos de 50 cms de profundidad tuvimos las mejores respuestas.

Osvaldo mostranto uno de los tantos tucunarés cobrados en la jornada. Si bien el tamaño no eran de los más grandes salían en cantidad.La palabra Tucunaré deriva de la lengua Tupí-Guaraní y literalmente significa “tucun”: árbol y “are”: amigo.  En el ambiente de la pesca es erróneamente llamado “amigo del árbol” cuando en realidad el vocablo “tucum” se refiere a una variedad de palmera espinosa típica de las zonas amazónicas y “aré” significa “semejante a”.

Las características morfológicas de este pez lo relacionan en las rayas de su cuerpo a la hoja y la aleta dorsal de radios muy pronunciados, similares a las espinas de esa planta, conjunción que deriva en “semejante al tucun”.
El Tucunaré es un pez sedentario perteneciente a la familia de los cíclidos cuyo nombre científico es Cichla Ocellaris.  Se caracteriza por su agresividad, territorialidad y voracidad, ocupando lo más alto de la pirámide alimentaria en los ríos, lagunas y lagos donde habita.  Su cuerpo es robusto, ligeramente comprimido, de colores muy llamativos cuando es adulto, con un característico ocelo en la aleta caudal y una poderosa y enorme boca que carece de dientes por la cual literalmente engulle todo lo que pasa: peces, crustáceos, anfibios, reptiles y cuanto animal entre por ella.

Prefiere los remansos y aguas calmas donde se afinca y reproduce en la época estival formando un nido donde deposita sus huevos. Una vez eclosionados, los alevinos son celosamente protegidos por ambos progenitores. Son boca-incubadores: ante una situación de peligro de las crías sus padres los ponen a salvo dentro de sus bocas.

Guantes Procaster y gorra Power Fishing Store elementos indispensable para abatir el fuerte solExisten por lo menos 12 especies de tucunaré, siendo solo 5 las clasificadas como Cichla Ocellaris, Cichla Temensis, Cichla Intermedia, Cichla Orinocensis y Cichla monoculus. Suelen medir hasta 70cm de longitud y su peso puede alcanzar los 8kg, aunque hay registros de capturas en los grandes ríos amazónicos de ejemplares que llegaron hasta el metro de longitud y han superado los 12 kg de peso.

 

Fueron 5 días pescando a full, durante los cuales tuvimos las más variadas condiciones climáticas que uno puede imaginar, desde altísimas temperaturas y bajísima presión atmosférica, lluvias torrenciales, viento, calma absoluta con tormenta eléctrica, hasta condiciones ideales. Cuellos polifuncionales y guantes Procaster para proteger nuestras manos durante las largas jornadas de pesca son dos básico infaltables para combatir el sol.

Dos cosas puedo afirmar categóricamente: nunca pescamos tan intensamente y nunca arrojamos tantos señuelos por segundo al agua.

En lo que respecta a la pesca propiamente dicha les puedo asegurar que la agresividad de estos peces es asombrosa. La violencia con que atacan muchas veces los hace cabecear los engaños y hacerlos volar varios metros por el aire.

Osvaldo con un excelente lance gracias a los equipos recomendados por Power Fishing Store

Priorizamos los señuelos de superficie poppers y paseantes preferentemente para ver explotar ver agua y deleitarnos con cada captura. Tanto el lance como la clavada deben hacerse con absoluta sincronización para evitar un enganche seguro en las ramas y troncos sumergidos.

En esta primera experiencia la recomendación de Power Fishing Store dio sus frutos !!!

Tomi Arduino y Poppers Fernández, propietarios de Power Fishing Store, se encargaron de armarnos los equipos con lo cual nos eligieron cañas de 5,6 pies, de 6-16 lbs, con reels livianos de bajo perfil Shimano Citica y Quantum Smoke de relaciones rápidas cargados con multifilamento Power Pro y Sufix Advanced 832 de 50 lbs y bajada de 1 metro de fluorocarbon de 0,47 mm. Siempre teníamos 3 equipos completos armados cada uno para cambiar en forma inmediata ante el menor inconveniente.

La perseverancia y los lances incansables dieron su fruto un excelente ejemplar de tucunaré.

Los tamaños de los peces fueron variadísimos, desde pequeños y atrevidos “cazadores” de señuelos hasta una decena de monstruitos de entre 4 y 5 kg. Los encontramos en las aguas quietas, en las salidas de arroyos, entre los troncos, en aguas abiertas cazando en cardumen, en las orillas lomeando la superficie, en fin, en todos lados.

Los primeros portes fueron pequeños pero muy combativos pero la cantidad hacía la pesca muy divertida. Power Fishing StoreComo ya mencioné, fue una experiencia extraordinaria y una gran satisfacción poder dar con estos fantásticos animales, esta especie totalmente desconocida para nosotros hasta entonces, y ser testigos de su agresividad y su tenacidad al perseguir un engaño y no darse por vencido hasta tenerlo en sus fauces.

Regresamos a casa con ganas de más, mucho más. Quién sabe… probablemente pronto empiece a provocar de nuevo a mi Amigo Osvaldo con el habitante de mi  acuario y en un corto tiempo nomás les vuelva a contar una nueva aventura con estos maravillosos “bocudos”…

 

Por Marcelo J. Kolesnik